HONOR Y GLORIA AL COMPAÑERO RYO

HONOR Y GLORIA AL COMPAÑERO RYO
El compañero indonesio Ryo fue un periodista independiente que colaboraba con los portales web Negasi y Asimetri, fue muy activo en la solidaridad y defensa de los anarquistas Eat y Billy (FAI-Celular Larga Vida a Luciano Tortuga) durante su juicio y encierro. Fue asesinado a puñaladas por un joven sicario cuando regresaba a su hogar después de buscar desayuno. Deja una esposa y un hijo. Honor y Gloria a Ryo.

viernes, 20 de abril de 2012

Paradoxus - Naufragio (Nueva Cancion) 20/04/2012


Después de haber dicho lo dicho tantas veces; 
que me creces, me elevas, me motivas, me sostienes,
que me apartas de las heces y enardeces mi consciencia, 
me ofreces la paciencia para creer en la tendencia
de seguir siempre en mis trece, 
me complace decirte que mis dedos son de arena
cuando viajan enredados por el caos de tu melena, 
que mi pecho es la astilla de un naufragio en el mar de tu mirada, 
acaricio tus mejillas y presagio la alborada,
me besas y enloquezco de una forma inesperada, 
me elevo por el cielo sin alas en la espalda,
igual que a un petirrojo al que se le ha hecho enano el mundo 
me llevas de la mano a visitar el universo
y termino inmerso en la ciénaga de versos,
perverso errabundo, meditabundo, 
buscando la manera de expresar mis sentimientos, 
plasmando en el papel la sangre invisible, ininteligible
de un cerebro acostumbrado al escarmiento, 
torturado por buscar la explicación paranormal, 
impalpable, incorpórea, misteriosa inmaterial... 
de todos los fenómenos científicos,
de toda sensación extrasensorial, 
de todos los fenómenos explícitos, 
de toda sensación más allá de lo normal 
que vaga en mi mente por causa de tus labios, 
de tus ojos, de tu pelo, de tus manos, 
de un te quiero que amanece cuando escucho el violoncello, 
convirtiendo las nubes en algodón de azúcar, 
irrumpiendo en las noches para ir de punta a punta, 
cabalgando contigo sobre sueños que persiguen la aventura de perderse por la luna 
y toparnos con la tuna y que nos canten una canción de cuna 
y despertar...

Las palabras que escupe mi garganta, 
son ríos de caricias que ametrallan la vagancia 
y conducen al extremo de mi pluma extravagancia. 
Tus palabras en mi cuerpo son semillas que me sacian 
y las riego con la instancia por mostrar mi subconciencia
fuera de las garras del prejuicio y la ignorancia, 
quiero que sepas que me encanta la vida
porque tengo a mi lado, cuando quiero, tu sonrisa,
quiero que sepas que el motivo que me lleva a levantarme en las mañanas 
y a quitarme las legañas
y a mirar frente al espejo mi cara de piraña, 
no es otro que saber que es otro día en que tu mano me acompaña.
Ya que no es más rico quien más tiene,
el más rico es quien comparte sus momentos con quien quiere.

Me explicaron una noche lo que implica ser un mimo: 
ser el dueño de tu vida construyendo tu destino. 
Con las manos agarro la existencia por el mango, 
soy dueño de mi tiempo y de mis actos, 
contigo soy feliz y en nuestro mundo
callejeamos vagabundos por cualquier país,
abogando por los rumbos que estén fuera de la ley, 
para así divagar holgadamente dando tumbos, 
sin patria, sin bandera, sin orgullo y sin rey. 
La próxima parada es frente al mar, 
sobre la arena fina, 
mirando a las estrellas que se asoman poco antes de que el sol regrese a china. 
Me sugieren hoy tus manos un planeta,
uno de esos que navegan por el cosmos 
como un anacoreta 
que no encuentra, por más que busca, meta,
y se acerca hacia el fuego de un cometa 
y se quema 
y comprende que le encanta ser la estela 
y dibujar con su silueta las formas caprichosas del placer.
Yo no sé si sé quien soy o si soy quien he de ser, 
sólo quiero ser quien soy porque soy quien va contigo 
y me pierdo en tu ombligo y me eriza la piel 
y no puedo existir si no existen tus latidos, 
pues la vida ya no es bella sin tus pies en mi camino.
Seguirán pasando años, 
seguiremos batallando,
con mil dudas en el cráneo,
intentando huir del odio, 
construyendo nuestro nido,
defendiendo codo a codo
lo que hayamos conseguido. 
Compañera en esta larga travesía,
aunque parece que los años atraviesan la alegría, 
yo sé que nuestros días son eternos
y que queda un gran trayecto todavía, 
pues la historia que estamos dibujando no a hecho más que comenzar.

Las palabras que escupe mi garganta, 
son ríos de caricias que ametrallan la vagancia 
y conducen al extremo de mi pluma extravagancia. 
Tus palabras en mi cuerpo son semillas que me sacian 
y las riego con la instancia por mostrar mi subconciencia
fuera de las garras del prejuicio y la ignorancia, 
quiero que sepas que me encanta la vida
porque tengo a mi lado, cuando quiero, tu sonrisa,
quiero que sepas que el motivo que me lleva a levantarme en las mañanas 
y a quitarme las legañas
y a mirar frente al espejo mi cara de piraña, 
no es otro que saber que es otro día en que tu mano me acompaña.
Ya que no es más rico quien más tiene,
el más rico es quien comparte sus momentos con quien quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Comentar!